4 tips para reconocer tu tipo cuerpo

¡Haz de la ropa tu aliado, no tu enemigo! y el primer paso es identificar qué tipo de cuerpo tenemos, para así, poder sacar el mejor provecho a todos nuestros #looks y vernos siempre espectaculares.


Seguramente haz notado que hay ciertas prendas que te sientan mejor que otras y esto simplemente es porque van de acuerdo a tu forma de cuerpo, y si sabes exactamente qué tipo de cuerpo eres, ya tienes una gran ventaja, pero si no, aquí te ayudo a identificarte.


Hay diversos esquemas sobre el tema, algunos dividen los tipos de cuerpo de entre cinco y hasta siete formas distintas. Para el método de diagnóstico que yo utilizo durante mis asesorías de imagen implemento únicamente cuatro, esto basándome en mi experiencia y desde luego, para evitar confusiones innecesarias sobre el tema.

Para algunas personas puede resultar complicado o tedioso esto de la identificación ya que, en ocasiones, pueden presentarse dudas ya que, si bien hay cuerpos muy bien definidos según su morfología específica, hay otros tantos que pueden presentar ciertas similitudes entre sí y generar confusión.


Lo principal de todo este diagnóstico es es identificar perfectamente qué tipo de cuerpo se tiene para así poder determinar qué prendas con las que más cómoda te hacen sentir y desde luego, con las cuales se pueden resaltar las partes del cuerpo que más nos gustan y evitar la atención de esas que no nos agradan del todo.



IDENTIFICACIÓN DE TIPOS DE CUERPOS



Para empezar el diagnóstico es necesario que te pares frente al espejo ya sea en ropa interior, traje de baño o con tu ropa de hacer ejercicio y comienza a observarte y a compararte con las cuatro imágenes anteriores.


Cada cuerpo tiene ciertas características específicas que te ayudarán a ir identificando el tipo al cual se parece más al tuyo. Aquí te dejo una guía muy sencilla para que vayas analizando.


No te estreses, esto es súper sencillo, básicamente es por eliminación, si no tienes ciertas cosas tienes otras y por cierto, la morfología del cuerpo no tiene nada que ver si eres curvy. Los tipos de cuerpo son específicos y no necesariamente tienen que ver con la talla.


1.- Cuerpo Tipo Rectángulo


Este cuerpo presenta la característica particular de una aparente falta de cintura o muy poco definida, además, las caderas y los hombros se encuentran alineados, tienen poco busto y el tórax mayoritariamente es recto.



EJEMPLOS TIPO DE CUERPO RECTÁNGULO 👇🏻



2.- Cuerpo Tipo Triángulo Invertido


Fíjate que en este tipo de cuerpo lo sobresaliente son los hombros, son rectos y cuadrados y/o el busto es prominente, la cintura está poco definida y las caderas son angostas. Es decir, la mitad inferior del cuerpo es más pequeña que la parte superior.

EJEMPLOS TIPO DE CUERPO TRIÁNGULO INVERTIDO👇🏻

3.- Cuerpo Tipo Triángulo


La clave para identificar este tipo de cuerpo es la angostura de la parte de arriba en comparación con las caderas. La mitad superior siempre será más pequeña que la mitad inferior. Hombros pequeños, poco busto, cintura bien definida y las caderas y los muslos son prominentes.


EJEMPLOS TIPO DE CUERPO TRIÁNGULO👇🏻



4.- Cuerpo Tipo Reloj de Arena

Este tipo de cuerpo presenta una adecuada proporción entre hombros, senos y caderas. La alineación entre el busto y las caderas está correctamente establecida, al presentar un tamaño homogéneo y sobresaliente de ambas zonas del cuerpo. La cintura está muy marcada y presenta un hundimiento visible y totalmente definido.


EJEMPLOS TIPO DE CUERPO RELOJ DE ARENA 👇🏻



TIP #MyVAff


Concentra tu atención en las proporciones del cuerpo y así podrás definir más rápido qué tipo de cuerpo tienes. Observa tus hombros, la alineación con tus caderas, analiza cada parte de tu cuerpo y sé sincera contigo misma y con tu reflejo.


Otro tip que te puede ayudar, es identificar la parte del cuerpo que crece cuando se sube un poco de peso, por ejemplo, si son las caderas las que aumentan, es posible seas un tipo de cuerpo triángulo o reloj de arena.


Recuerda que el resultado de tu diagnóstico simplemente te servirá para definir qué prendas utilizar para resaltar tus atributos así como para disimular lo que tú no quieras mostrar.


Y si aún tienes dudas y deseas saber más sobre cómo utilizar las prendas a tu favor, yo puedo ayudarte a través de una asesoría completa y personalizada. Mándame un mail a bea@myvanityaffair.com


EDITORIAL #MyVaff


Recuerden que el tipo de cuerpo es algo que no podemos cambiar pero que en definitiva podemos mejorar, ya sea con ejercicio o si les apetece, con algún tipo de cirugía estética. Lo principal de todo es que cada una se sienta feliz y satisfecha con su propio cuerpo y esto, queridas, déjenme afirmarles que viene, totalmente, desde adentro.


Si tú no estás feliz con lo que eres jamás podrás estar satisfecha y mucho menos con tu físico. Si hay algo que no te gusta de tu cuerpo identifica qué es y trabájalo. Además, con la práctica de ejercicios físicos de manera constante verás como mejora tu ánimo y desde luego tu autoestima.

No importa el tipo de cuerpo que tengas, todos son hermosos y perfectos, funcionan, nos permiten movernos, pensar, en fin, el tener un tipo específico de cuerpo no te hace mejor ni peor, simplemente te hace único y cada uno de nosotros podemos sacarnos el mayor provecho, siempre y cuando, lo hagamos con todo el amor propio que pueda existir.


En verdad que no importa lo hermosas o perfectas que seamos, si en nuestro interior estamos insatisfechas, esa belleza jamás podrá ser apreciada por ti misma, que es la persona que más te debe de importar.


Haz ejercicio y aliméntate sanamente por tu salud y no solo por tu estética, después de un tiempo verás que los resultados te darán esa motivación que necesitas diariamente para mantenerte fuerte y saludable.

Gracias por acompañarme cada semana Vanities, recuerden que les leo y espero sus comentarios en: bea@myvanityaffair.com y síganme en mi cuenta de IG: beadorbecker y en la página de FB: