7 looks con animal print



¡Sin temor al animal print! Miren los outfits que armé con este tipo de estampado. Estoy segura que después de este post les surgirán varias ideas para sacarle jugo a esos hermosos zapatos o ya por fin, ponerse esa blusa que tantas veces dejan arrinconada.



Muchas de ustedes me han comentado que en ocasiones no saben cómo combinar el estampado denominado animal print. Y aquí entre nos, a mí también me daabaaaa (tiempo pasado) un poco de recelo comprarme algo con este tipo de tramado 😅. Es que las cosas como son, es muy llamativo, hermoso, pero exuberante y si quieres centrar la atención en alguna prenda específica, sí, definitivamente utiliza este tipo de tela.


Antes de ahondar en los atuendos hagamos un resumen de la historia.😜

La verdadera tendencia comenzó en los años 20 con Gloria Swanson, famosa y galardonada actriz del cine mudo, quien utilizó este estampado en detalles que la hacía lucir elegante y le daban un aire mucho más casual en las prendas.

Gloria Swanson, 1920.


Fue hasta los año 40 cuando la revolución femenina consolidó el animal print principalmente en prendas como los abrigos.

1940


En los 50 cuando Bettie Page, afamada modelo estadounidense, se unió a Dior para una colaboración en donde involucraban el animal print. En esta ocasión, no únicamente los abrigos de piel imperaban sino también los vestidos, trajes de baño, blusas y cinturones.

1950


En los 60, el estampado se convirtió en sinónimo de elegancia y glamour. Personalidades como la ex primera dama Jackie Kennedy, y las famosas actrices Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe, lo llevaban de una manera muy sofisticada.

Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe, 1960.


Ya en los 80 el rock n’ roll tomó dicho print y lo transformó en mallas glam, principalmente. Recordemos a Aerosmith y Mötley Crüe. Esta vez veíamos el estampado en colores brillantes, llamativos y extraños.

Aerosmith, 1980.


Llegaron los 90 para terminar con esa extraña era, en la que las pieles de los animal eran muy solicitadas. Lentamente las personas comenzaban a rechazarlas ya que el uso de las mismas estaba terminando con la fauna mundial.


PETA (organización que defiende los derechos de los animales) denunció los abusos en contra de los animales y deshumanizó las pieles animales, por lo que las marcas dejaron el estampado fuera de sus diseños y se optó por imitaciones o simples tramados alusivos.


En la actualidad el animal print no tiene nada que ver con los animales reales y es de hecho, una tendencia que por más que pasen los años se mantiene y no desaparece. Hoy es considerado un básico y puede ser un abrigo, un par de zapatos o blusas, entre muchas otras cosas más.


Consejos para combinar animal print


Ahora bien entrados en el tema, como se habrán podido percatar (ya que en nuestras tiendas favoritas está por todas partes) el animal print es una tendencia que ha regresado en los últimos meses con mucha fuerza.

Su uso y combinación, requiere de ciertas "normas" para garantizar que nuestro look sea armónico y adecuado. Ya sea de cebra, de serpiente, leopardo, tigre, u otros, todos tendrán las mismas reglas para no caer en una apariencia excéntrica o exagerada. 

La regla número uno para este tipo de tramado es llevarlo moderadamente. Es decir, una y máximo dos prendas a la vez es suficiente, esto simplemente con el fin de no verte atiborrada.


Si bien, la #moda es sumamente cambiante y lo que un día no se lleva al otro es lo mas chic que existe, lo cierto es que hay diferentes estilos y maneras de portarlo. La siguiente recomendación te aseguro siempre te vendrá bien a la hora de elegir las telas estampadas o con algún acabado en particular 😉. Recuerda: menos es más... sofisticado 😉.


Todo tipo de estampado requiere de unas cuantas lecciones para su correcta combinación.

Cuando se utiliza de manera adecuada, este estilo tiende a ser muy elegante. Es por ello que es importante saber cuáles son las bases para combinarlo de la mejor forma posible.


Existe una forma clásica de coordinar el estampado animal, este consiste en usar una prenda con dicho diseño y luego incorporarle cierta gama de colores. Por ejemplo, el estampado de cebra se puede combinar con blanco o negro.


Si lo que deseas es crear un contraste, se puede elegir una tonalidad más fuerte, como el azul o rojo. De igual manera, con el de leopardo es posible añadirle un color dorado, negro o blanco; los más atrevidos optarán por otra gama de tonalidades, como un rojo o magenta.


Ahora sí, vamos a ver los looks que les preparé 😋. Espero que las combinaciones les sirvan para inspirarlas. Básicamente lo que hice fue armar los atuendos con un color base y alguna prenda que tuviera animal print.


El primer outfit consta de una blusa de animal print de leopardo, en el color más tradicional. Esta blusa en particular me encanta por el lazo negro que le da un aire elegante y su vez le añade un toque chic; es de manga larga pero trae unos pequeños botones que te facilitan doblarla, justamente para esos días de otoño calurosos.



Lo combiné con un pantalón tipo chino de color rojo, para contrastar ya que la combinación clásica sería con un pantalón negro. Además, le añadí piezas como unas bailarinas negras en juego con la bolsa tipo bandolera del mismo tono y material, con textura sintética de serpiente, y un cinturón muy delgado.


Para esta misma blusa se me ocurrió ponerle algo más alegre y menos formal. Así que un pantalón con tela strech blanco fue la opción elegida. La blusa por fuera con una esquina adentro del pantalón le da un aire informal al outfit. Aquí unas zapatillas destalonadas rojas coordinadas con una cartera del mismo material y color, me pareció una excelente idea.


A continuación les dejo tres looks con el tramado de leopardo pero en colores diferentes al tradicional beige con negro. Esta temporada Otoño/Invierno 2019-2020 el animal print también viene en colores de fantasía.


El primero tiene una blusa color cereza y el tramado del leopardo en negro. Esta blusa por la tonalidad denota algo más sobrio y formal y si le añadimos una falda negra plisada lograremos un estilismo muy trendy. Yo decidí amarrar la blusa a la cintura para añadir al atuendo algo de informalidad. Lo combiné con una bolsa y unos stilettos en el mismo tono cereza y la falda combina y contrasta a la perfección con el tramado oscuro del animal print.


El segundo look está conformado por una blusa con mangas tres cuartos, muy ad hoc para este otoño-invierno que se avecina. Esta es una versión con fondo fucsia y el tramado tiene morado y negro. Sin duda, es la combinación más excéntrica y psicodélica, solo es apta para las más valientes, atrevidas y divertidas. A mí me apeteció coordinarlo con unos stilettos morados, en coordinación con una bolsa tipo shopper del mismo tono. Y también les dejo la opción con accesorios y stilettos en negro.

La tercera y última opción en tramado de leopardo es una falda midi plisada, que además como ya les he mencionado, está totalmente de #moda. Esta falda específicamente la puedes encontrar en Stradivarus. El tramado tiene unas combinaciones divinas, me conquistaron desde el momento en que las vi 😍. Entre las manchas negras tradicionales del leopardo añadieron unas verdes y otras azules. Esto le da mucha versatilidad a la prenda pues tienes tres opciones de colores para combinarla y no te equivocarás con ninguna.

Te dejo dos opciones, una con crop top verde esmeralda, stilettos nude Steve Madden y una bolsa tipo shopper, del mismo tono. Y como segunda opción una blusa con mangas desiguales en tono galaxy blue de Studio F. A este outfit le añadí unas sandalias de vinil transparente en tono negro, que por cierto son de la nueva colección de Zara y la coordiné perfecto con una bolsa del mismo material pero de Stradivarus.

Y por último, ¿qué tal este look con una playera que tiene un dibujo muy lindo de leopardo? Ese es mi elemento de animal print para combinar y en esta ocasión quería resaltar mis hermosos zapatitos.


Ya ven que las chicas más trendy, como Olivia Palermo o Paula Echeverría, ahora combinan estas playeras con todo tipo de faldas. A mí me inspiraron para armar este look y experimentar con otro estilo al que normalmente acostumbro. Me arriesgué y le puse una falda plisada blanca en material de piel sintética y la verdad... ¡Me encantó! Me sentí muy cómoda, chic, jovial y feliz. 🥰Y para hacerlo aún más relajado le añadí una bolsa tipo bag pag 😋.


Por cierto, este outfit me da pie para hacerles una de mis recomendaciones mágicas e infalibles. En la medida de lo posible siempre trato de tene